“Mi misión es transformar el mundo ayudando a las personas a ser felices y a desarrollar todo su potencial”

CÓMO SOY

Hemos elegido vivir en un momento de la historia único, donde las circunstancias no son todo lo agradables que a la mayoría nos gustaría. Pero nadie nos puede quitar la capacidad de elegir libremente nuestra forma de vivirlas.

Yo, Ricardo Eiriz, elijo vivir esta vida desde el amor, la gratitud y la compasión. Elijo ser consciente de que las personas sufren por igual con independencia de su clase social, su raza, su poder adquisitivo, sus ideologías o su nacionalidad, lo que me lleva a dejar de lado toda resignación y a centrarme activamente en poner mi granito de arena para crear el mundo que deseo. Elijo creer que las personas son el activo más importante de este mundo, y elijo ser totalmente coherente con esa visión. Elijo aceptar y valorar a cada persona tal y como es, libre de todo juicio, con independencia de que su visión del mundo y de la vida coincidan o no con las mías.

Elijo aplaudir el coraje y la valentía de aquellos que no se dejan arrastrar por las creencias colectivas, y deciden utilizar sus capacidades mentales e intelectuales para tener criterio propio. Elijo la solidaridad, la colaboración, el compromiso, el trabajo en equipo, la responsabilidad social, y muchos otros valores que nos llevan a ser altamente efectivos como individuos y como sociedad. Elijo ayudar con empatía a quienes deseen conectar con su poder creador para vivir una vida plena y feliz, ya que todos merecemos y tenemos la capacidad para ser felices.

Y, por supuesto, elijo disfrutar de mi vida y ser feliz en todo momento, con independencia de las circunstancias, porque la vida merece la pena
vivirla con intensidad, ya que no sé si algún día volveré a tener la oportunidad de vivir otra.

EL CAMINO QUE ME HA TRAÍDO HASTA AQUÍ

Tras haberme dedicado durante más de 25 años al mundo empresarial, a la dirección de empresas, y a la docencia universitaria, en el año 2009 decidí elegir una nueva profesión: SER FELIZ, lo que me llevó a iniciar una maravillosa etapa de descubrimientos y enormes satisfacciones.

Dejé atrás una posición acomodada, y muy bien remunerada, así como todos mis estudios universitarios y de postgrado, para dedicarme a investigar el mundo energético en el que vivimos, y más concretamente, la mente y el subconsciente; En definitiva, aquello que realmente nos conduce a actuar del modo en el que lo hacemos, a sentir lo que sentimos, y a crear la realidad que vivimos.

Este camino me permitió entender cómo está formado el puzle de nuestra mente subconsciente, y no habiendo encontrado ninguna técnica que permitiera llevar a cabo transformaciones tocando todas las piezas, de un modo ágil, decidí crear Método INTEGRA®, una metodología de transformación a nivel subconsciente, basada en que el cambio puede ser rápido, fácil y sin sufrimiento.

Mi misión es transformar el mundo, ayudando a las personas a ser felices y desarrollar todo su potencial. Con este enfoque creo la Organización Método INTEGRA, que en la actualidad cuenta con más de 250 instructores y miles de facilitadores, capacitados para impactar en la vida de todos aquellos que lo deseen.

España, Alemania, Estados Unidos, México, Colombia, Argentina, Perú, Chile, Ecuador, Costa Rica, y así hasta más de 35 países cuentan ya con facilitadores de Método INTEGRA.

En este camino de profunda transformación, he disfrutado escribiendo diversos libros, impartiendo decenas de conferencias por Europa y América, y cómo no, impartiendo más de trescientos cursos en estos últimos años, sin perder nunca el rumbo que nos ha de llevar a tener un mundo más feliz.

Han sido muchos los momentos especiales en todo este camino, como cuando en noviembre del 2017 fui nombrado Embajador de la Paz y la Buena Voluntad de San Cristóbal de las Casas (Chiapas, México) ante la UNESCO, o en diciembre 2018 fui reconocido como D. Honoris Causa por la Universidad Telesup del Perú.

Pero si he de destacar algo que me ha hecho, y me sigue haciendo, especial ilusión en todo este recorrido, son los testimonios que me llegan a diario de personas como tú o como yo, que han sido capaces de cambiar drásticamente su vida con Método INTEGRA.